Sònia

Sònia

diumenge, 24 de gener de 2016

LA FUERZA DEL QUERER

- Mamá, ¿te duele mucho?

- Con un poco de hielo estará bien.

- ¿No sería mejor no esforzarte tanto?

- El esfuerzo es la madre de todos los logros.

- ¿Y nunca tienes ganas de dejar las cosas a media?

- Muchas veces.

- Y, ¿cómo lo consigues?

- Creyendo que la voluntad es la fuerza motriz más poderosa, aquella que te hace tocar con las puntas de los dedos las estrellas cuando te lleva a conseguir lo que has soñado.

Es difícil explicar a tu hijo de 8 años que su mamá quiera recorrer 100km sin parar, sabiendo que nunca será la primera. Que entienda que le robes horas al amanecer cuando sabe lo que te gusta dormir. Que comprenda que convivas a diario con las molestias físicas que te provoca el entrenamiento. Que conciba que salgas a recorrer las calles de la ciudad justo cuando él se va a dormir. Que entrenes llueva, haga frío o calor.

La voluntad debe convertirse en un elemento básico en la educación emocional de nuestros hijos y nosotros debemos ser el mejor ejemplo. Expliquémosles a diario la importancia de aprender a disfrutar del camino, que cada paso te acerca al objetivo, que cada dificultad fortalece, que cada logro engrandece el alma.

Hagámosle creer que la voluntad es la fuerza del querer, de desear que algo ocurra. Enseñémosles a comprometerse con sus sueños hasta que se hagan inevitables, a asumir las consecuencia de sus decisiones, a caer y volverlo a intentar, a no bajar los brazos cuando los otros digan que no pueden más.

A nadar contra corriente, a esforzarse hasta que las fuerzas flaqueen, a diseñar nuevos planes cuando no se consigan los objetivos, a borrar la queja de los labios, a contabilizar los logros. A vencer la apatía, a no arrepentirse del tiempo perdido, a crear acontecimientos que nos hagan sentir vivos, diferentes.

A dominar la impaciencia e indecisión, a vencer el mal humor cuando las cosas se tuercen, a saber que cuando apuestas por ti no pierdes nunca. A no dejar que el destino decida lo que puedes o no conseguir, a no depender del azar o la fortuna sino del trabajo y el empeño. A ser osado, a soñar grande, a saber que serás capaz de hacerlo si estás dispuesto a buscar siempre las mejores cartas.

A elegir aliados que quieran acompañarte en tu camino, que remen en la misma dirección, que la suma de los esfuerzos sea el resultado final, que tiren de ti cuando no puedas más y les alientes cuando seas tú quien rebosas energía.


A buscar retos que te hagan emocionar, a trabajar con el corazón, a apostar a fuego por lo que queremos, a construirse a uno mismo sin miedo, a no titubear cuando los otros no crean en ti, a coger las riendas con fuerza y sin miedo.

A recordar siempre que cada logro empieza con la decisión de intentarlo, nunca hay grandes logros sin grandes luchas.

Nuestro reto 4 madres, 100 km, 32 horas y una causa. El objetivo,  completar la carrera solidaria Trailwalker y recaudar el máximo de dinero para donarlos a la ONG OXFAN INTERMÓN  que destinará todo lo recogido  a proyectos de canalización de agua potable para evitar que millones de niñas y mujeres dejen de recorrer a diario kilómetros en búsqueda de este bien imprescindible para vivir.

Gracias a Saucony por su apoyo en el reto ofreciéndome el mejor material.


Hijo, recuerda siempre siempre que cada logro empieza con la decisión de intentarlo, 


4 comentaris:

  1. Conmovedores pensamientos, conmovedora causa. Este reto y texto, nos ayudan a entender mejor lo que significa la SUMA DE VOLUNTADES.
    Gracias por inspirar. Saludos desde México.

    ResponElimina