Sònia

Sònia

dissabte, 13 de febrer de 2016

AMAR ES REMAR EN LA MISMA DIRECCIÓN

- Mamá, ¿cuándo se sabe si se está preparado para amar?

- Cuando te lo dicte el corazón.

- ¿Y si la otra persona no te corresponde?

- Te darás cuenta que quizás no habrás elegido bien.

- ¿Y cómo sabré lo que necesita la otra persona de mi?

- Sólo tendrás que actuar dejando fluir todo lo que erice tu piel.

Amar es decir lo siento sin miedo a fallar. Abrazar sin que lo tengan que pedir. Ver en las imperfecciones lo que más te gusta de él. Dialogar con ganas de entenderse. Remar en la misma dirección. Soñar de la mano sin pánico a errar. Querer sin condición. Compartir sin excusas. Decir no sin titubear. Desear que el viaje no acabe nunca. Tirar cuando el otro no puede más. Susurrar al oído lo que te hace vibrar. Ser paciente cuando todo se empiece a balancear. Entonar juntos nuestra melodía. Sumarte a sus retos sin condición. Reconocer un olor entre mil. Escribir el futuro compartiendo un final. Bailar sin miedo a pisar. Decir lo siento con el corazón. Compartir el mismo deseo ante una estrella fugaz. Respetar el ritmo de actuar. Comprometerse a mejorar. Pactar sin miedo a perder. Desear a fuego que las cosas vayan bien. Diseñar nuevos proyectos que hagan avanzar. Retroceder cuando te quedas sin aire. Bailar bajo la lluvia. Mirar con dulzura los intentos. Embriagarse de emoción. Palpitar cuando le oyes llegar. Verbalizar lo que te hace remover. Llorar sin temor a herir. Llenar los días del otro de color. Pintar sin miedo a mezclar. Jugar con ganas de gozar. Admirar cada intento de superación. Desear que te vuelva a besar. Miradas de complicidad. Mimos que consuelan. Erizar la piel con un tímido susurro. Pedir disculpas por no estar justo ahí. Decir lo que sientes sin miedo a herir. Palabras que sólo dos entienden. Caricias que hablan el mismo idioma. Ritmos acompasados. Expresiones sin cadenas. Suspiros que hacen conmover. Tándem sincronizado. Secretos entre sábanas. Mensajes desde el corazón. Sonrisas cómplices y desenfadadas. Te quieros a cualquier hora del día. Besos con sabor a caramelo. Gestos provocadores. Abrazos de terciopelo. Reír como adolescentes. Celebrar lo que el otro consigue. Transmitir sin hablar. Disfrutar de los pequeños detalles. Confidencias en la madrugada. Carcajadas sin sentido. Emociones gigantescas. Vicios declarados. Sentir sin tapujos. Ofrecer lo mejor de ti. Imperfecciones toleradas. Emociones que fluctúan. Creer en el otro sin titubear. Lágrimas francas. Promesas cumplidas. Ofrecimientos sin esperar recompensa. Trabajo a cuatro manos. Dificultades superadas. Ritmos acompasados. Esperas acompañadas. Acompañar en los peores momentos. Pequeños detalles llenos de magia. Decisiones aplaudidas. Querer hasta que te duela. Mirar en la misma dirección. Contagiar entusiasmo. Locuras ante una puesta de sol. Desventuras compartidas. Cuchicheos con hechizo. Ansiar sin razón. Experiencias gozadas. Desequilibrios entendidos. Dejarse guiar cuando no puedas ver. Abrigar el alma. Creer en la incertidumbre. Enamorarse de la diferencia. Encandilar con el esbozo de un sonrisa. Dejar que el otro sea. Acompañar en la tormenta. Compartir el mejor vagón. Reinventarse de la mano. Secretos que sólo dos conocen. Operaciones correctas.No creer en los dobles sentidos. Promesas eternas. Convertirse en el mejor aliado para volar. Inquietudes simétricas. Nadar a contracorriente. Dejarse llevar por el curso. Pactos a fuego. Sentirse a salvo. Utopías reales. Cuidar sin cláusula. Vivir sin limitación. Proteger con uñas y dientes. No buscar la perfección. Apoyar sin vacilar. Desear hasta el infinito. Planear de la mano. Trazar el futuro con delirio. Codiciar ser feliz.


2 comentaris: