Sònia

Sònia

dissabte, 17 de juny de 2017

EL PRIVILEGIO DE CUMPLIR AÑOS

- ¿Qué vas a pedir cuando soples las velas del pastel?

- Seguir cumpliendo años a vuestro lado.

- ¿Y qué pedías cuando eras pequeña?

- Tener una vida muy parecida a la que hora tengo.

Soy de las que me gusta cumplir años, cada año lo disfruto mucho más. Hoy tengo el privilegio de cumplir 42. El paso de los años me regala experiencia, tranquilidad, ganas de seguir aprendiendo. Estoy en esa etapa de la vida en la que me gusta más escuchar que opinar, donde quiero menos pero con más intensidad, esa en la que decides dejar de gestionar tu vida para pasar a liderarla sin necesidad de recibir un ultimátum. Ese momento en el que ya no te da miedo salir de lo preestablecido, donde te dejas guiar por lo que te dicta tu corazón, a priorizar de verdad.

El tiempo me ha hecho mucho menos arrogante, más consciente de mi propia ignorancia, me ha hecho vivir a menos velocidad. Me ha enseñado a aceptar, a entender, a reconocer lo que es realmente importante. A perdonar, a dejar de juzgar la diferencia, a aceptarme sin complicaciones, a amarme sin peros. A perder el miedo a cosas absurdas, a reírme de mis defectos, a abrazar sin contener.

Ese momento de la vida en el que sientes que todos los días son buenos para empezar de nuevo, que te atreves a ser irreverente, a mirar que hay justo detrás del miedo. En el que adquieres compromisos, crees en el sinsentido y te das cuentas que eres tú quien debes crear las oportunidades. En el que apuestas por aquellos que saben quererte, vives de acuerdo a tus prioridades y haces lo que esperas de ti con coraje y sin excusas.

En el que aprendes a aceptar los altos y los bajos del camino, a bailar con las adversidades que antes te paralizaban, a saber que las malas rachas tienen fecha de caducidad. A no ser demasiado dura conmigo mismo cuando soy cobarde, a expresar lo que siento sin miedo, a apretar los dientes cuando toca. A saber que la vida en ocasiones hace daño, a aceptar que has hecho todo aquello que juraste que no harías.

Gracias a todos los que me acompañáis en mi camino, espero que lo sigáis haciendo siempre.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada