Sònia

Sònia

dimarts, 7 d’octubre de 2014

MAMÁ, ¿QUÉ ES EL ÉXITO?

 

- Mamá, ¿qué es el éxito?

- Éxito es conseguir algo que te ha costado mucho esfuerzo.

- ¿Cómo aquél día que aprendí a montar en bicicleta después de caerme muchas veces?

- Exacto, el éxito aparece cuando tus deseos son más grandes que tus excusas.

¿Cómo se le explica a un niño de seis años qué es el éxito? ¿cómo se le hace entender, en la sociedad en la cual  vivimos, que éxito no significa tener mucho dinero, ser un personaje famoso o un corrupto que es capaz de hacer cualquier cosa para conseguir lo deseado?

Parece una ardua tarea pero no es así. Para mi el éxito en la vida no está en vencer siempre, sino en no darse nunca por vencido. Me gustaría lograr enseñar a mis hijos que caer está permitido, pero que levantarse es una obligación. Soy de las que miden el éxito, no por todo lo que he conseguido hasta el momento, sino por todos los obstáculos que he sido capaz de superar.

Estoy convencida que el éxito va mucho más allá de las habilidades cognitivas que tengan nuestros hijos. Por eso creo en la importancia de trabajar con ellos habilidades tan importantes como la determinación, la curiosidad, el optimismo, el compromiso, la pasión y la perseverancia. Habilidades que les permitiran  arriesgarse ,  apasionarse,  aprender que no sirve de nada maldecir la mala suerte, a no abandonar antes de empezar.

Debemos enseñarles, entre un equilibrio de autonomía y apoyo, que en esta vida triunfa quien arriesga, comete errores y fracasa. El fracaso es el escalón más importante en la escalera hacia el éxito. Demostrarles que no todo resbalón significa una caída, que el verdadero triunfo es el que sale de lo que hayas aprendido del último error. Les animo a que sueñen lo más alto posible.

Invito a mis hijos a practicar el fracaso, les proporciono miles de oportunidades para cometer errores, para fallar. Les ayudo a aprender de cada uno sus errores, dejo que salten cada uno de los obstáculos. Les enseño a reponerse, a explorar y trabajar por sus intereses, les recuerdo que no tienen derecho a todo. Intento enseñarles una autodisciplina  que les permita adquirir un compromiso con sus sueños. Soy guía y intermediaria entre sus logros y sus decepciones.

Les explico que el éxito es ser capaz de ganarse el respeto de las personas que te quieren, conseguir extraer lo mejor de los demás, comprometerse, hacer las cosas por placer y no para demostrar. Quiero que entiendan que no todos tenemos el mismo talento pero si las mismas oportunidades, que si eres capaz de soñarlo serás capaz de lograrlo. Les pido que nadie sea capaz de decirles que no seran capaces de hacer alguna cosa.

Les prometo que confiaré en ellos, les ayudaré a buscar aquello que les motive, les enseñaré a esforzarse, a ser responsables y perseverantes. Creo en la cultura del esfuerzo ya que aprender sin él es una quimera. Les explicaré que el éxito no se consigue de forma inmediata, que en su búsqueda tendrán que renunciar a muchas cosas y les exigirá un trabajo continuo, sacrificado.

Papá y mamá intentamos ser su mejor ejemplo. 


8 comentaris:

  1. Felicidades! Gran post y muy de acuerdo en la recuperación de la cultura del esfuerzo y enseñar a los hijos que equivocarse es avanzar!

    ResponElimina
  2. Muchas gracias Javi! Me alegro que te haya gustado

    ResponElimina
  3. Las preguntas de los niños siempre tan grandes! Nos hacen replantearnos quiénes somos!

    ResponElimina