Sònia

Sònia

dijous, 16 de juny de 2016

¿NO TE DA MIEDO HACERTE MAYOR?

- ¿Qué es lo que más te gusta de cumplir años?

- Tener la oportunidad de poderlo explicar.

- ¿Y qué vas a pedir cuando soples las velas de tu pastel?

- Poder seguir disfrutando de verte crecer, eso me hace realmente feliz.

- ¿Y no te da miedo hacerte mayor?

- Lo único que me preocupa es llegar a la linea de llegada habiendo quemado todos mis cartuchos.

Lo mejor de cumplir 41 años es que con el paso de los años has aprendido a saber quien eres, aunque a veces duela. A estar de tu parte, a dar la mano a tus imperfecciones, a no hacerte trampa.

La experiencia te enseña a que de todo se aprende, a admitir que en ocasiones eres vulnerable, a que no siempre es fácil estar en paz con una misma, a poder confesar sin vergüenza que a veces tienes miedo.

Lo mejor de hacerse mayor es que ya no necesitas el reconocimiento de los demás para creer en tu trabajo, para perseguir tus sueños, para verbalizar lo que te hace feliz. Has aprendido a no perder el tiempo con lo que no suma, a buscar la respuesta en una misma, a no querer por inercia, a saber que hay días que no te mereces.

La vida me ha enseñado a ser agradecida, a valorar lo pequeño, a admitir mis errores y aprender de ellos. A no contener el llanto, a soltar complejos, reducir excusas y aprender a mirarme al espejo sin demasiados reproches. A no ahorrar palabras que acarician, a no eludir emociones o deseos, a decir siempre lo que siento. A saber que hay cosas que no se negocian, a aprovechar las oportunidades aunque lleguen a destiempo, a reírme de lo absurdo, a disfrutar de los míos sin recelo.

 Estoy justo en ese momento en el que se acabó el esconderse, el intentar tenerlo todo controlado. Se terminó el subestimar mis potencialidades, dudar de mis capacidades, no creer que puedo si lo deseo. Ya no hay tiempo para esperar el momento perfecto, es el instante de trabajar por el cambio, para  de agarrar lo que amo con todas mis fuerzas, para hacer que mis ideas cobren vida, para asumir riesgos.

Tiempo de exigir que tengo derecho al cambio, a cometer errores, a ser escuchada sin juicios, a ser tomada en serio. A decir no sin sentir culpa, a decidir lo grande que quiero ser, a reconocer lo auténtico, a fabricar oportunidades sin miedo al precipicio.

Cuatro décadas y un año para saber lo importante que es dar el primer paso, para aprender a tomar decisiones aunque me tiemble el pulso, para saber que no puedes dejar pasar trenes. Tiempo para no tener pánico a lo desconocido, para buscar la mejor versión de una misma, para probar aunque esté amargo, para dejarme sorprender sin miedo al ridículo, para no depender de nadie para esbozar una sonrisa.

Hoy empieza un punto y seguido en mi camino.

10 comentaris:

  1. Moltes felicitats, Sonia, per l'aniversari. I per l'escrit.

    ResponElimina
  2. Felicidades guapisima. Me encantó el post. Te lo robo

    ResponElimina
  3. Muchas felicidades Sonia y hazlo extensivo!!!😋

    ResponElimina
  4. Muchas felicidades Sonia!!!!.
    En un mes es el mío y me ha gustado mucho tu reflexión en general. Me quedo con la sabiduría que dan los años y a no "necesitar" quedar bien con nada, ni con nadie sólo con una misma. Encontrar tu sitio y sentirte satisfecha con estar ahí.
    Un abrazo!

    ResponElimina