Sònia

Sònia

dilluns, 29 de maig de 2017

VIVE A FUEGO

- ¿Qué es la mejor de la vida para ti?

- Que cada amanecer nos regale una nueva oportunidad.

- Pero a veces no nos da lo que esperamos.

- Esos días están repletos de los mejores aprendizajes.

- ¿Y cómo podemos saber si nuestras decisiones nos van a hacer feliz?

- Siendo conscientes de lo que realmente necesitamos.

De pequeña me obsesionaba saber que pasaría al día siguiente, necesitaba tenerlo todo controlado, la incertidumbre me daba pánico. Sin embargo, el paso del tiempo me ha enseñado que lo que hace realmente la vida emocionante es que cada uno decide cómo quiere que sea su mapa. Lo mejor de esta vida es que acaba teniendo el sentido que le quieras dar, nosotros elegimos el color a lo que hacemos, odiamos o deseamos. Sentir que sólo yo puedo conducir mis días, decidir la dirección de mis pasos, me hace sentir inmensamente libre. Únicamente yo decido que necesito para ser feliz.

Lo que da sentido a nuestros días es lo que sentimos y no lo que logramos tener. La vida se esculpe a diario, con paciencia y tesón. Sin excusas ni demoras, con pasión y ganas de apostar fuerte. Siendo conscientes que siempre seremos el mejor de nuestros proyectos y que nunca es tarde para atreverse, para empezar de nuevo, para apostar.

Aprender a vivir sin demostrar, sin necesidad de que aplaudan nuestros éxitos, que reconozcan nuestros esfuerzos, es uno de los pilares para conseguir sonreír a diario. Sin justificaciones ni evasivas miedosas, matando a diario nuestros demonios y nuestras sombras, creyendo en nuestros sueños. Teniendo muy presente que merecemos lo mejor y eliminando los autoengaños, los complejos, las creencias limitantes a nuestros proyectos. Aprendiendo a aceptar sin filtros, a dejar ir, a querer con grandiosidad.

Vivir es decidir, elegir tu ruta aunque los otros no la entiendan, querer amar sin tamiz, ser osado. Buscar la mejor versión de uno mismo sin aparentar, sin necesidad de adaptarnos al molde que los otros imponen, comprometiéndonos a diario, sin miedo a soñar grande.

Vivir es aspirar a ser una persona que merezca la pena conocer, que sepa decir no como mejor forma de respetarse, que ayude únicamente a sumar. Que crea en su propia locura, que sienta que merece todo lo bueno que consigue, que esté dispuesta en invertir en su potencial y buscar su excelencia. Que falle útilmente, que consiga dedicarse a algo del cual nunca quiera jubilarse.

Vivir es no acomodarse a esperar el momento, es hacer aquello que jamás creíste que serias capaz. Es arañar cada instante,  sin esconderte, sin que los demás te hagan pequeño, sin negociar tus necesidades. Es ejercer de ti mismo peleando a diario, mimándote ante el espejo, sin vergüenza ni reproches, con ganas de provocar lo mejor de ti. Agradeciendo las oportunidades, marcando tu propia diferencia, creando las mejores estrategias, desaprendiendo a cada instante.

Hijo vive a diario como si fuese tu última oportunidad, aprendiendo cosas que te hagan accelerar el corazón, relativizando lo que no es importante,  mirarando con confianza, siendo lo que dibujas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada