Sònia

Sònia

dissabte, 24 de novembre de 2018

EDUCAR ES HACER BRILLAR A OTRAS PERSONAS

Que diferente sería educar sin sentirnos presionados por el currículum, por las pruebas que acotan, los ránkings que comparan, los niveles de exigencias que ahogan. Mucho más allá de los contenidos obsoletos , las competencias, la burocracia y los exámenes. 

Que diferente sería educar sin criterios competitivos que relantizan, que encasillan, que etiquetan. Sin premiar estúpidamente la memorización, la obediencia o la mediocridad.

Que diferente sería educar si imperase el sentido COMÚN y el del HUMOR. El sentir ante el hacer,  el cariño ante la reprimenda, el respeto ante la segregación.

Que diferente sería si pudiésemos ofrecer a cada alumno la atención que merece, que demanda, que necesita. Con los recursos necesarios, la innovación adecuada, sin aulas masificadas 

Que diferente sería si centrásemos nuestra educación en enseñar a entender la emoción, a escuchar, a agradecer, a mantener vivo el asombro. Potenciando la iniciativa, la excelencia bien entendida, el lideraje que ayude a sumar.

Que diferente sería si nuestra acción educativa se centrase en contagiar el PLACER por VIVIR, en estimular las ganas de aprender, de descubrir, de probar. Invitar a SOÑAR,  despertar las ganas de saber, de entender, de mejorar.

Que diferente sería si entendiésemos que: 

EDUCAR es acompañar sin proteger, estar disponible sin condición, convertirse el mejor ejemplo que el niño pueda tener.

EDUCAR es saber dejar ir, permitir que cada niño viva su propia experiencia, que dibuje su camino. Dándole las estrategias necesarias para volar, para vivir con valentía, para convertir la resilencia en la mejor arma que puedan tener.

EDUCAR es enseñar a sentir sin filtros, a expresar todo lo que nos remueve por dentro, a poner nombre a la emoción. A gestionarlas con maestría, a saber pedir ayuda, a ofrecer todo lo bueno que tenemos.

EDUCAR es enseñar a respetarse, a quererse sin condiciones, a tratarse con dulzura. A saber valorar cada pequeño logro, a ser capaz de mirarse al espejo con coraje.

EDUCAR es enseñar a ver el mundo con diferentes perspectivas, desarrollar el pensamiento crítico, formar personas comprometidas con la sociedad.

EDUCAR es enseñar a respetar los límites, entrenar hábitos, conseguir personas responsables  que toman decisiones en todos los aspectos de su vida.

EDUCAR es entrenar la persistencia, el esfuerzo, la fuerza de voluntad. Aprender a ver en cada dificultad una nueva oportunidad, a levantarse después de cada tropiezo.

EDUCAR es HACER BRILLAR A OTRAS PERSONAS

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.