Sònia

Sònia

dijous, 21 de setembre de 2017

ENTREVISTA EN MUM AND TEEN

Conocí a Teresa Rey gracias a las redes sociales y sin duda es de las persona más profesionales con las que he podido colaborar. Su trabajo siempre rebosa creatividad, elegancia y profesionalidad. Hace unos meses que Teresa se embarcó en un maravilloso nuevo proyecto llamado MUM AND TEEN. Un espacio dedicado a la adolescencia desde una visión muy positiva y llena de optimismo. En su web podemos formarnos, compartir inquietudes sobre esta trepidante etapa y solucionar dudas.

Os invito a navegar por ella y descubrir una forma de mirar y entender esta etapa tan trepidante desde la óptica de la disciplina positiva. Hoy tengo el privilegio de estrenar una nueva sección llamada "En buena compañía" donde comparto con Teresa mi visión de la adolescencia desde la óptica de un docente.

Aquí puedes leer la entrevista: ENTREVISTA


dilluns, 18 de setembre de 2017

QUIEN SALTA NUNCA PIERDE

- ¿Cuándo se sabe que es el momento?

- Notarás algo por dentro.

- ¿Aunque no sepa exactamente lo que quiero?

- Pese a que no sepas muy bien hacia donde tirar.

- ¿Y si  lo intento y me doy cuenta que me he equivocado?

- Te tocará volver a saltar.

SALTAR da miedo, hacerlo por primera vez aterra. Ese preciso momento en el que nos invaden los fantasmas, las dudas, los por qué. Donde nos planteamos si seremos capaces de lograrlo, si estamos suficientemente preparados, si los demás lo llegarán a entender. 

Están los que piensan, programan, desean pero nunca actúan. Los que postergan, inventan excusas o malgastan su genialidad. Aquellos que crean ataduras, inventan dogmas o diseñan evasivas. Esos que envidian a los que se atreven, que desean lo que no están dispuestos a intentar, que esperan que la fortuna les regale lo que los otros consiguen con actitud. 

Los otros son los que SALTAN sin que les tiemble el pulso, los se han cansando de quedarse sólo en el intento, de que les expliquen que se siente al conseguirlo. Esos que sienten la imperiosa necesidad de poner su alma en lo que tocan, de llenar su vida de propósitos, sin dar explicaciones, sin buscar razones, aunque les toque andar solos en el camino. Los que pasan largas noches en vela creando, estableciendo estrategias, esbozando soluciones, delineando coyunturas.

Aquellos que confían en su pulso, crean oportunidades  y se sienten extraordinarios por el simple hecho de intentarlo. Que no se esconden, que huyen de la rutina que les apaga, sin buscar coartadas, sin dibujar pretextos. Aceptando el miedo como parte del trato, viviendo despierto, acometiendo lo que les inquieta. Creyendo que las dificultades hacen al camino más mágico, que sobresalen de ellos mismos, que creen con determinación.

Buscando la excelencia, devorando cada paso, cogiendo más impulso cuando todo se complica. Rediseñando sus vidas a diario,  sin creer en la suerte y sí en el trabajo, reconociendo el pánico a los desconocido, creyendo en lo imposible, esos que no se conforman con nada que no les haga sonreír. Creando métodos, rompiendo muros, responsabilizándose de su propia felicidad.

Esos que viven acorde a sus sueños, que exprimen sus días con acierto, que están en paces con su ego. Sin caer en sus trampas, sin desear nada que no merezcan, sin atajos ni enredos. Que fallan pero no bajan los brazos,  que aman el riesgo con responsabilidad

Hijo quien se atreve a SALTAR siempre gana.

dilluns, 11 de setembre de 2017

10 cosas que TODOS los niños deberían APRENDER

- ¿Qué es lo más importante que debería aprender?

- Lo que de verdad importa.

- Ya, pero de eso no te examinas.

- ¿No crees que la prueba más importante que deberías superar es la de exprimir tu propia vida al máximo?

- ¿No te preocupa que escriba o cuente bien?

- Lo que más me importa es que todo lo que te propongas te haga feliz.

Nos obsesionamos con que nuestros hijos o alumnos aprendan el máximo de contenidos. Pocas veces nos planteamos si lo que nos empeñamos a que memoricen o practiquen les ayudará a conseguir el objetivo más importante que deberíamos marcamos a diario, ser felices. A menudo olvidamos enseñarles las competencias necesarias para vivir en equilibrio, para que crean en sus sueños, para que sean capaces de seguir su intuición.

A medida que tus hijos crecen empiezas a ser consciente que lo realmente importante que deberían aprender es:

1. Las GANAS de VIVIR se entrenan cada día. Dándole una oportunidad a cada nuevo amanecer, deseando avanzar a diario, creyendo que cada paso te acerca a tu objetivo. Olvidando las veces que hayas tropezado, buscando los mejores cómplices de viaje.

2. Haz lo que te haga FELIZ con mucho EXCESO. Busca lo que te ilumine la mirada, aquello que te toque el alma, eso que te robe el sueño a diario.

3. Los DESEOS no se piden, se CUMPLEN. Actúa, trabaja, traza puentes, dibuja soluciones, empieza de nuevo las veces que sea necesario. Con firmeza y coraje.

4. Al final SOMOS lo que nos atrevemos a INTENTAR. Sin miedo a probar, a fallar, a avanzar aunque los otros no lo entiendan. Aprendiendo de cada tropiezo, siendo valientes, osados.

5. Las EXCUSAS sólo valen para perder OPORTUNIDADES. El mañana quizás no exista, el presente es lo único debemos exprimir. Sin postergar, sin buscar culpables, sin envidiar. 


RODÉATE de personas que se alegren de cada uno de tus ÉXITOS. Que te ayuden a sumar, que te ofrezcan buenos consejos, que quieran participar en cada uno de tus retos. Que te critiquen con la intención que mejores, que te ayuden a ser más fuerte.

7. VALORA lo que tienes a DIARIO. Da las gracias, muéstrate agradecido, aprende lo que realmente es importante, ayuda a los que comparten tus días.

8. Cuando NADIE te ve es cuando tienes que mostrar tu mejor VERSIÓN. Quiérete sin condición, con avaricia, mantén el compromiso contigo mismo a diario. Sonríete ante el espejo con dulzura, aceptando tus imperfecciones, 

9. SONREÍR aunque duela es la mejor forma de seguir. Acepta los fracasos, los imprevistos, creyendo que a menudo los mejores comienzos aparecen tras los peores finales.

10. GANAR por casualidad nunca será una buena opción. Trabaja sin descanso, reajusta tu brújula las veces que sean necesarios, vive despierto. Siente que mereces todo lo bueno que te pase.

Hijo si quieres aprender algo importante, aprende a amar la vida con AVARICIA.