Sònia

Sònia

dimarts, 21 de desembre de 2021

Disciplina positiva: estos son los cuatro motivos por los que no debes castigar ni gritar a tu hijo

“Castigado sin ver la tele”.

“Castigado sin el móvil o los videojuegos”. 

“Castigado sin jugar”. 

“Castigado en tu habitación”. 

“Castigado sin quedar o salir con tus amigos”.

“Castigado sin…”.

Hay días que nos vemos incapaces de acompañar a nuestros hijos desde la calma y nos instalamos en una absurda avalancha de gritos y amenazas. Jornadas repletas de reproches, de conversaciones fuera de tono, de silencios incómodos y lloros incontrolables.

Situaciones que provocan que perdamos los nervios, sancionemos sin sentido y creemos en casa un ambiente de desconexión o tensión y desconfianza. Donde es imposible solucionar los conflictos desde la empatía y buscar soluciones que satisfagan a ambas partes.


El ritmo acelerado en el que vivimos, las dificultades que tenemos para conciliar trabajo y familia, el cansancio extremo que arrastramos, las miles de tareas por hacer se convierten en el gran enemigo de la educación respetuosa. 


La vorágine de obligaciones a las que debemos hacer frente en nuestro día a día nos llevan a educar des la impaciencia, la reactividad y a utilizar el castigo como única alternativa para que nuestros pequeños nos hagan caso.



Una herramienta educativa carente de contenido pedagógico que únicamente busca sancionar o reprimir el comportamiento de nuestros hijos. Unos castigos que surgen desde el enfado, la ira y la desesperación cuando somos incapaces de interpretar el comportamiento de nuestros pequeños y dar respuesta a todo aquello que necesitan.


Los castigos son actos putativos que carecen de significado y aprendizaje. Los usamos cuando no realizamos una buena canalización de nuestras propias emociones o cuando entramos en una espiral de malestar o contradicciones internas que únicamente consiguen romper el vínculo con nuestros hijos.


Seguir leyendo en  https://elpais.com/mamas-papas/expertos/2021-12-11/disciplina-positiva-estos-son-los-cuatro-motivos-por-los-que-no-debes-castigar-ni-gritar-a-tu-hijo.html



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.