Sònia

Sònia

diumenge, 16 de juny de 2019

LO BUENO DE HACERSE MAYOR

El paso de los años te enseña que envejecer es un privilegio, un regalo, una oportunidad prolongada. Un viaje con únicamente billete de ida, una oportunidad que no todo el mundo tiene.

Lo bueno de hacerse mayor es que aprendes a mirar con calma, a dejarle poco espacio al miedo, a dejarte llevar por los impulsos.

Lo bueno de hacerse mayor es aprender a saber cuando estás en un sitio equivocado, a identificar a la gente que no suma, a no escuchar las críticas que no construyen.

Lo bueno de hacerse mayor es que te das la oportunidad de volver a empezar de cero las veces que hagan falta sin reproches, sin pavor a bailar con la incertidumbre, sin tener que justificarte constantemente.

Lo bueno de hacerse mayor es que aprendes a tratarte con dulzura,  a querer sin peros, a adaptarte al ritmo que la vida marca, a no necesitar tenerlo todo bajo control.

Lo bueno de hacerte mayor es que entiendes que no debes complacer a todos, sabes lo que no quieres y veta todo aquello que limita.

Lo bueno de hacerte mayor es que aprendes a encontrar la magia de los inicios, a escoger la forma en la que miras tus cicatrices, a creer en la intuición.

Lo bueno de hacerte mayor es que aprendes a tomar decisiones sin que te tiemble el pulso, a aceptar los errores sin sonrojarte, a dar las gracias con ternura.

Lo bueno de hacerte mayor es que te vuelves mucho más agradecida, aprendes a valorar los pequeños detalles, a saber quien te quiere sin excusas.

Lo bueno de hacerte mayor es que sientes sin filtros, escuchas sin reproches, creas tus por qués. 

Lo bueno de hacerte mayor es que aprendes a fortalecer tus habilidades, a controlar los impulsos, a no desear algo para lo que no estás preparado.

Lo bueno de hacerte mayor es que aprendes a valorar la sencillez,  a desear el ahora, a buscar atajos inteligentes.

Lo bueno de hacerte mayor es que te atreves a desafiar tus dudas, a ser propietario de tus retos, a soltar.

Lo bueno de hacerte mayor es poder ver crecer a tus hijos, sentirte orgullosa de cada uno de sus pasos, a morir de amor cuando te abrazan.

Lo bueno de hacerte mayor es soñar con los pies en el suelo, crear tus propias oportunidades, elegir lo que realmente te roba una sonrisa.

Lo bueno de hacerte mayor es que aprendes que VIVIR es URGENTE

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.